La revolución del consumo ético: Comercio Justo, ecologismo y salud. Descubre Eticambio

El movimiento del consumo ético está cambiando el mundo. Se trata de un hecho imparable, en el que millones de personas están involucradas. Personas como tú y como yo, que están convencidas de que participando en este movimiento social tienen el poder de cambiar la realidad, apoyando un modelo de economía basada en principios éticos, al servicio de las personas y de nuestro medio ambiente. Cuando elegimos productos de Comercio Justo, (que defienden la dignidad de los trabajadores y una producción sostenible) así como ecológicos, (que respetan nuestra salud y la naturaleza) estamos participando de esta nueva revolución que ha llegado para quedarse. Y es que ya es una realidad: es el tiempo de los consumidores éticos.

Contribuir a que este tipo de consumo sea posible es el objetivo del proyecto Eticambio, una entidad con fines sociales que ha nacido en 2018 para promocionar el consumo ético, a través de la creación de productos de alimentación ecológicos de Comercio Justo. Eticambio es miembro de REAS, cuenta con el aval del sello de Comercio Justo del Símbolo de Pequeños Productores (SPP) y es operador ecológico certificado. Eticambio trabaja desde un paradigma económico basado en principios éticos, que considera crucial para alcanzar un desarrollo sostenible, pacífico y equilibrado de todos los pueblos de la Tierra en armonía con nuestro medio ambiente.

Es así, como la rueda del consumo ético impulsa la creación de un mundo mejor para todos.

Estas cuestiones serán el tema del que tratará la charla informativa del próximo domingo 23 de septiembre, a las 16 horas, en la que los fundadores de Eticambio, Miguel Rodríguez de Vera y Rocío Ortiz, explicarán las principales claves de esta revolución del consumo ético y presentarán su proyecto. Tendrá lugar en en la VI Feria de Economía Solidaria de Madrid (Espacio del Centro Cultural de la Casa del Reloj- Paseo de la Chopera, 6-10).

Historia y principios del proyecto Eticambio

Eticambio nace de la mano de Miguel Rodríguez de Vera y Rocío Ortiz, dos investigadores sociales, y ahora, “emprendedores sociales”, que han trabajado durante varios años en el ámbito universitario, en el área de movimientos sociales y participación ciudadana. Miguel, psicólogo y doctor en Sociología, ha desarrollado su actividad laboral como investigador desde 2008 y desde 2010 centra principalmente su actividad de investigación en el movimiento global de Comercio Justo, defendiendo su tesis doctoral en 2015.

Rocío, periodista (2007) y doctora en Comunicación (2014), ha trabajado como docente e investigadora en el campo de los cibermovimientos sociales y participación ciudadana. A los dos les apasiona investigar y concienciar a la población sobre la existencia de movimientos sociales que han cambiado y están cambiando el curso de la historia en favor de un mundo más justo y humano.

Después más de tres lustros estudiando y trabajando en diversas Universidades de España y Reino Unido han regresado a su tierra, la Región de Murcia, para pasar a la acción y contribuir al impulso del consumo ético con este proyecto.

Eticambio importa sin intermediarios alimentos de consumo habitual que no se producen en Europa (cacao, azúcar de caña integral, diversas especias, quinoa…) de cooperativas de pequeños productores que cuentan con la certificación de Comercio Justo y ecológico. En España Eticambio diseña, elabora y envasa los productos finales en sus instalaciones, situadas en la Región de Murcia.

Los principios de este proyecto se fundamentan en cuatro ejes principales:

1. El Comercio Justo.

Eticambio participa en la construcción de una economía más ética a través del COMERCIO JUSTO, con el fin de impulsar el desarrollo de todos los pueblos. Aseguran que el Comercio Justo no está relacionado con la caridad, sino con la justicia. Defienden unas relaciones comerciales que permitan a los productores vivir de forma digna y recibir una remuneración justa por el trabajo que realizan.

Además, trabajan desde un modelo económico alternativo donde los precios del producto final no son fijados meramente por la ley de la oferta y la demanda, sino en función de unos criterios éticos que tienen en cuenta unos precios de producción sostenibles y unos márgenes equilibrados a lo largo de la cadena de producción y distribución en función de lo que cada miembro aporta.

2. Alimentación saludable.

En Eticambio solo trabajan con productos ECOLÓGICOS, naturales y saludables, libres de aditivos artificiales, que se cultivan en los suelos y climas óptimos, por lo que poseen una calidad excepcional.

3. Respeto a la naturaleza.

Todos los productos Eticambio se producen de forma SOSTENIBLE y respetuosa con el medio ambiente. Las cooperativas con las que trabajan desarrollan de forma activa métodos de cultivo y producción que contribuyen a la conservación del medio ambiente.

Asimismo, su política de envases está fuertemente encaminada a la reducción del plástico, utilizando para el envasado de sus productos tarros de vidrio y bolsas compostables que se descomponen sin dejar residuo en la naturaleza.

4. Conciencia social.

Eticambio pretende contribuir a un CONSUMO CONSCIENTE, en el que los consumidores puedan conocer de dónde procede el producto que compra y cómo está contribuyendo a cambiar el mundo. Así, difunden a través de sus envases, página web, redes sociales y charlas los principios de un comercio justo, sostenible y saludable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.